Dichosos los que crean sin haber visto

 

 

El Evangelio de este 2º domingo de Pascua nos reta a creer sin ver, sin tocar como lo hizo Tomás.

Se nos invita a creer en el Amor sin límites e infinito de Dios por nosotros. Si lo hacemos somos DICHOSOS.

 

DICHOSOS por saber que Jesús es el centro de nuestra vida.

DICHOSOS de saber y experimentar que su amor no tiene límites, que no nos juzga, como no hizo ante la incredulidad de Tomás.

DICHOSOS si nos hacemos testigos de este Jesús-Vivo-Resucitado.

DICHOSOS porque somos capaces de salir de nosotros mismos y acercarnos al que más lo necesita.

DICHOSOS de saber que no caminamos solos en este seguimiento, que somos comunidad que parte y se comparte.

DICHOSOS porque somos invitados a confiar. “Señor mío y Dios mío”

  Ain Karem - Señor mío y Dios mío

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto