Desde ti... Primer Domingo de Cuaresma

 

La confianza en el Amor del Padre y en su Proyecto es lo que sostiene a Jesús y le da vida para hacer frente, - lleno del Espíritu-, a las tentaciones en el desierto. Ojalá podamos vivir nuestro día a día, con la confianza puesta en el Padre, desde la experiencia de sentirnos amados y llamados a MAS VIDA, identificando con lucidez y responsabilidad, nuestras tentaciones cotidianas, las maneras falsas de entender y vivir el sueño del Reino. Y en este tiempo de camino hacia la Pascua, tengamos la valentía de adentrarnos en el desierto, dejarnos que nos zarandee, silenciarnos para desenmascarar nuestras falsas seguridades, tocar nuestra fragilidad, despojarnos de nuestros planes y ofrecernos la oportunidad de hacernos más receptivos y reconectar con el yo profundo, con nuestro CENTRO, con el Señor de la Vida. Es una prueba, un combate que nos permite crecer, redimensionarlo todo.

 

 

Y como dice la canción, desde EL:

“DESDE TI, día a día, con empreño busco el sueño de tu Reino.

Aprender que tu deseo es,

que la vida sea vida para todos cerca o lejos.

Vida derramada por hacer verdad tu Sueño…

DESDE TI, mis miradas, gestos, pasos, lo que hago, lo que digo… DESDE TI,

aunque no sean mis planes,

aunque tema que me llames por mi nombre

A DAR LA VIDA DESDE TI.”

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto