NUESTRO COLEGIO DE VALENCIA ESTÁ DE FIESTA

Hace unos días que terminó la conmemoración del 75 aniversario del colegio Sagrado Corazón de Valencia.

Han sido momentos preciosos, de recordar la valentía y fortaleza de las primeras Esclavas. Momentos entrañables de reencuentro de generaciones.

Celebraciones sencillas, donde lo más importanteha sido dar gracias por tanto bien recibido, por tanto trabajo, esfuerzo y dedicación por hacer que “todos lo conozcan y lo amen”, por garantizar que la formación que se daba ayudaba a que nuestros alumnos y alumnas transformasen Valencia, su entorno, nuestro mundo, en un lugar donde el Sueño de Dios se hiciese más visible, más real.

El día de la inauguración tuvimos la suerte de contar con varias de las primeras alumnas de este colegio y Fernanda nos hizo reír y mucho con anécdotas de sus tiempos de alumna en las que ya se entreveía que en este colegio las cosas se hacían con un estilo novedoso.

Después, como no podía ser de otra manera, terminamos la fiesta con unos precioso fuegos artificiales.

Y comenzaron días de encuentros, visita a la exposición de recuerdos, … para clausurar con una eucaristía en la que no cabía un alma. Josemi (SJ), gran amigo de este colegio, nos recordaba que “pasar por este colegio no es solo estar, sino acercarse a un amor apasionado por educar a niños y jóvenes con la pedagogía del corazón, intentando sacar lo mejor que cada uno tiene para que puedan ser felices y ser, además ciudadanas y ciudadanos responsables de sí, del mundo que  les rodea y de la construcción de una sociedad justa fraterna y solidaria.”

Traer a la memoria recuerdos de lo que se ha vivido, de lo que se ha trabajado, de lo que se ha “peleado” y también disfrutado nos ayuda a recordar que estamos aquí porque nuestro Dios, el Señor de la Vida, así nos sueña. Esta historia que celebramos en estos días será acicate para seguir educando y creando familia al estilo de Jesús y de su Evangelio, al menos otros 75 años más.

Que el participar de estas celebraciones nos contagie del espíritu de fiesta y agradecimiento y también del deseo de ayudar a construir el SUEÑO DE DIOS, la verdadera novedad que nuestro mundo necesita hoy..

 

¡GRACIAS!

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto