Renovación de votos

 

¡Renovarse o morir! versa el dicho popular... tal vez por eso ahora mi abuela escribe por whatsApp o nosotras ofrecemos acompañamiento on-line.

Algo parecido ocurre con nuestros votos. No se trata de que queden obsoletos o que caduquen con el tiempo, pero lo que sí es cierto, es que si no nos preocupamos por renovar nuestro sí cada día, corremos el peligro de dejar morir nuestra vocación.

Por este motivo, nos hemos reunido en nuestra casa de Martínez Campos 21 hermanas de votos, acompañadas por David Cabrera sj, durante este triduo. Para profundizar en la vivencia de nuestro ser consagradas y seguir avivando el deseo de querer caminar cada día de la mano de Jesús pobre, casto y humilde, para "sabiéndonos y sintiéndonos en sus manos", entregar nuestra vida, por entero, al servicio del Reino.

 

 

     

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto