"Lo que os digo a vosotros lo digo a todos: ¡Velad!" (Mc 13.37)

Vivimos en un mundo con demasiado ruido, con demasiadas gafas de sol, con demasiada anestesia vital. Se nos pasa la vida sin ver, sin sentir…

¡Andamos muy dormidos!

Esta semana se nos invita a darle la vuelta a este sueño que nos aleja de la realidad y de lo mejor de nosotros.  Jesús nos llama a estar despiertos: a sentir, a mirar y ver,  a tocar, a gustar, a acercarnos a la realidad y dejar que está nos salpique, nos moje, nos moleste.

Podríamos preguntarnos ante qué realidad cercana o lejana cierro los ojos, desvío mi mirada, me hago impermeable. ¿Qué o quién está ahora llamando a la puerta de tu vida? ¿Te encontrará despierto?

El Adviento es un tiempo para la esperanza, pero ésta llegará si vivimos despiertos, atentos a la vida. Si  nos hacemos cargo de la realidad, para aliviar el dolor de los hermanos. Si nos convertimos en compañeros de camino de todos en las alegrías y dificultades. Sólo así podremos generar en nuestro mundo un motivo para seguir esperando.

¿Te animas a DESPERTAR? ¡Feliz primera semana de Adviento!

#Dándolelavueltaalsueño

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto